No es necesario acogotar la gallina

“Santo Padre, perdóname porque he pecado”; con esta frase los católicos piden al cura la absolución. Eso y la muerte del Mesías les bastan para pedir perdón. La religión judía no tiene ningún mesías o profeta que ofrezca de sacrificio, sino que lo que muchas corrientes ortodoxas ofrecen como sacrificio (aunque no es en realidad un sacrificio propiamente dicho) es un gallo o gallina.

Esta costumbre es conocida en hebreo como kaparot. Es una costumbre que algunos dicen comenzó en la Edad Media, pero otros aseguran se remonta a la época del Gran Templo. En este ritual cada hombre de la familia recibe un gallo y cada mujer una gallina, este/a es pasado por sobre la cabeza del miembro de la familia al tiempo que este recita:

“Éste es mi sustituto, éste es mi cambio, ésta es mi expiación, este gallo/gallina será degollado y yo seré sellado para la vida buena y la paz”.

Así se le transmiten de forma simbólica los pecados de la persona al ave. Una vez terminada la bendición, el gallo o gallina es degollado, algunas veces es comido, otras simplemente tirado a un costado.

Kaparot en Jerusalem

En el mundo existen muchas culturas con una relación hacia los animales que en algún momento era normal y hoy se torna inaceptable.

La Corrida de Toros es el espectáculo más antiguo de España, y probablemente uno de los más antiguos del mundo. Ya desde el momento del transporte del animal se lo coloca atado en un espacio pequeño. El toro pierde de 40 a 50 kg las 24 horas anteriores al rodeo solo por estrés. Los cuernos son limados para proteger al torero. Es golpeado en los testículos y riñones. Los picadores, hombres a caballo con un palo largo de madera que tiene en su punta metal, castigan al toro desgarrando sus tejidos. Luego los banderilleros colocan las banderillas en las heridas del toro, si no crean nuevas heridas, asegurando que la hemorragia siga y que el animal sienta dolor en cada movimiento. El torero, estrella principal del espectáculo, termina el mismo utilizando diferentes espadas para matar al animal, quien no muere de inmediato sino que lo hace luego de una larga agonía.

Las Corridas de Toros son una tradición ancestral en España y se han expandido a muchos países como Portugal, Francia o México. Las incesantes protestas en su contra han dado muchos resultados, y cada vez en más países y distritos las mismas están siendo prohibidas.

En Argentina, el deporte nacional es el Pato. Tradicionalmente este deporte, que nació en la época colonial, se jugaba utilizando de pelota a un pato vivo dentro de una bolsa de cuero con cuatro manijas. El mismo era disputado entre jinetes a caballo y lanzado para convertir puntos. El juego fue prohibido en 1822 en Buenos Aires. Fue recién en 1938 cuando el juego fue reglamentado y se cambió al pato por una pelota de cuero con seis asas.

La cultura es algo vivo, plástico, que la sociedad adapta a sí misma. Así como tradiciones que alguna vez fueron aceptadas han sido adaptadas a nuestro mundo actual, como las corridas de toros, el pato, carreras de galgos, etc., también ha llegado la hora para la tradición de las kaparot.

El maltrato ejercido sobre los gallos y gallinas durante este ritual no es aceptable hoy. Las aves son dejadas al sol por horas mientras a su alrededor ven y escuchan cómo son degolladas otras aves. Al tocarle su turno el ave es revoleada por el aire, sobre la cabeza de alguien, y luego degollada. Este ritual ya ha sido prohibido en algunas ciudades, como Tel Aviv, Petaj Tikva y Rishon LeTzion, y se espera que sea prohibido en otras en el futuro.

Algunas corrientes religiosas han cambiado la gallina por dinero, que luego del ritual es donado a los más necesitados. Esta puede ser una opción para renovar el ritual, manteniendo su contenido pero adaptando su forma, para comenzar el nuevo año con la consciencia tranquila y no pedir perdón por nuestros pecados cometiendo uno nuevo.

David es nuestro especialista en cultura israelí. Vive en Israel desde del año 2010, y su conexión con el país siempre paso por la música y la literatura. En Argentina, escribió para el diario Crítica, para la Revista Debate, y participó en el magazine televisivo “La Mamadera”.

Acerca de David Tabacman

David es nuestro especialista en cultura israelí. Vive en Israel desde del año 2010, y su conexión con el país siempre paso por la música y la literatura. En Argentina, escribió para el diario Crítica, para la Revista Debate, y participó en el magazine televisivo "La Mamadera".
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios