La persecución a las Tnuot Noar en Rio de Janeiro

No es secreto para nadie que Brasil vive un momento muy singular. Dentro del (cuestionable) proceso que culminó en la caída de la expresidenta Dilma Rousseff, se vió -como hace mucho no se veía- manifestaciones de una clase media conservadora en las calles que dieron respaldo al proceso de impeachment. En estas protestas, que llegaron a reunir millones de personas en las ciudades más pobladas del país, era común percibir (en minoría, pero no insignificante) un elemento que estaba desaparecido, quizás reprimido, avergonzado, que esperaba su momento después de 14 años de un gobierno de centro-izquierda y extremamente popular, pero finalmente en crisis: la extrema derecha brasileña. Entre xenófobos hacia los migrantes nordestinos, racistas declarados y defensores de la dictadura militar, estos sectores, representados por algunos políticos antes aislados (como el exmilitar Jair Bolsonaro[1]), encontraron su espacio en las manifestaciones anti-PT (Partido de los Trabajadores), y volvieron a mostrar su cara. La base intelectual de este movimiento se encuentra en algunos columnistas de revistas y periódicos conservadores, como Rodrigo Constantino, que tiene como práctica destilar el odio en contra la izquierda y recientemente publicó una lista con nombres de artistas de izquierda sugiriendo el boicot a estas personas[2]. Todo lo que ocurre en la sociedad en general repercute de alguna manera en la comunidad judía, y este movimiento también tuvo sus influencias en las kehilot (comunidad) de las grandes ciudades de Brasil.

Tnuot Noar de Río de Janeiro

Tnuot Noar de Río de Janeiro

En enero de este año, por ejemplo, el grupo de hasbará ArtiSion divulgó una lista de judíos “ratas”, de izquierda, pertenecientes al grupo “Juprog” (Judeus Progresistas), como se ve en la foto abajo (con los apellidos borrados). Esta lista impresiona negativamente por dos razones: en primer lugar, “traidor” fue justamente el adjetivo usado por la extrema derecha en Israel para denegrir la imagen de Itzjak Rabin, y que incentivó a su asesinato. En Israel la traición es un crimen que puede ser pasible de pena de muerte; en segundo lugar, hacer una lista de judíos lamentablemente nos hace acordar a la Conferencia de Wannsee (1942), cuando los nazis enlistaron todos los judíos de Europa por países, y ejecutaron formalmente la solución final. Listar judíos al largo de la historia no trae a recuerdo cosas buenas.

1

Tal cual la extrema derecha encuentra su espacio, la izquierda más radical también ocupa el vacío dejado por el PT en crisis por la caída de popularidad del gobierno Dilma y los casos de corrupción en el cual miembros del partido estuvieron involucrados. En medio de esta situación, Guilherme Cohen, 26 años, exboguer (miembro) de la tnuat noar (movimiento juvenil) Habonim Dror de Rio de Janeiro se postuló a concejal de la ciudad por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL). Más allá de su alineamiento pragmático con el proyecto de ciudad del partido, Cohen tiene como objetivo abrir en el partido un debate público sobre la legitimidad del Estado de Israel, algo bastante controversial en las izquierdas latinoamericanas, que en general asumen una visión pro-Palestina y terminan por ver Israel como un aliado del imperialismo estadounidense, cuando no racista y genocida. Cohen, antes de postularse, participó de un proyecto para llevar al diputado Jean Wyllys (PSOL) a Israel y a Cisjordania, y presentarle a la izquierda sionista como una alternativa legítima a la ocupación de los territorios, al mismo tiempo en que mostró la legitimidad  de la existencia del Estado de Israel. El viaje de Wyllys a Israel terminó por generar polémica en su partido: muchos criticaron su viaje, en especial la corriente CST, del concejal Baba, notorio antisionista y siempre recordado por haber quemado una bandera de Israel en una manifestación pro-Palestina, y también parte de la comunidad judía (sobretodo la extrema derecha). El caso se había calmado hasta la divulgación de la postulación de Cohen y el apoyo dado por muchos de los bogrim de las tnuot, que culminó en la crisis actual.

Coincidentemente, las elecciones para la presidencia, vicepresidencia y para la comisión directiva (conselho deliberativo) de la FIERJ (Federación Israelita del Estado de Rio de Janeiro) se realizarán una semana antes de las elecciones para concejales y alcalde de la ciudad maravillosa, y las campañas se mezclaron. El hermano de Guilherme Cohen, Renato, se postula a uno de las dos agrupaciones que concurren a la presidencia de la FIERJ como vicepresidente (Chapa Atid). Rápidamente asociaron la postulación de Guilherme para concejal a la de su hermano, un empresario que se define como alguien de centro-derecha y declaradamente no comparte de la misma visión política que su hermano. Renato, como Guilherme, tambien perteneció a una tnuá, Jazit Hanoar, y fue mazkir (secretario general) del Consejo Juvenil Sionista de Rio de Janeiro en 2007. Su agrupación basa el voto en algunos jóvenes, bogrim y ex-bogrim de tnuot noar, para ocupar puestos en la comisión directiva de la FIERJ. Este hecho sirvió para que algunas personas, en general identificadas con la otra agrupación (Chapa Resgate e Atitude, situada más a la derecha del mapa político) declararan las tnuot como enemigas[3]. En un grupo comunitario del Facebook, un miembro pide la extinción del Habonim Dror, y le dice “maldito”, “asqueroso” e “hijos de p…”. También la B’nai B’rith sufre ataques de estas personas:

2

Si bien ninguna de las tnuot apoya formalmente la postulación de Cohen, hay un número grande de bogrim que participan activamente de su campaña. Cohen siempre reafirma su formación sionista socialista en Habonim Dror, sobre todo para remarcar su intención de llevar adelante el debate. No acordar con la posición de Cohen es totalmente legítimo. El problema es comprar el discurso de intolerancia y crear un grupo de boicot a las tnuot, pidiendo su extinción (como vimos arriba) o convocando a padres a no llevar a sus hijos a los movimientos juveniles sionistas, como hizo un padre (abajo) en un grupo no oficial de una escuela judía de la ciudad.

3

“No permitan que sus hijos frecuenten al Hashomer Hatzair o Jazit Hanoar”

Uno de los postulantes a la comisión directiva se declaró frontalmente contrario a las tnuot Habonim Dror y Hashomer Hatzair, y promete oponerse a sus acciones si es elegido a la comisión directiva, como se ve abajo.

4

Otros acusan a las tnuot de ser “massas de manobra”, que significa “ser usado por otros para lo que necesiten, sin que se den cuenta de los objetivos para los que las usan.

5

Frente a estos acontecimientos, la tnuá Hashomer Hatzair empezó una campaña bajo el hashtag #somostodosmovimentosjuvenis (somos todos movimientos juveniles), invitando a cada persona que participa o ya participó de alguna tnuá a recordar alguna historia y hablar sobre su importancia en su vida. La campaña movilizó las redes sociales durante algunos días, y tuvo apoyo hasta del Consejo Juvenil Sionista Argentino (CJSA) y de otras tnuot en Argentina.

6

Durante toda la historia las tnuot noar sionistas siempre se administraron solas y tuvieron independencia ideológica. Nunca aceptaron la intervención comunitaria, y parece que tampoco hoy están dispuestas a aceptarla. Las tnuot son el lugar donde los jóvenes toman decisiones, aprenden a liderar, y accionan por lo que creen. Llevan el judaísmo y el sionismo a todos los lugares del mundo donde haya un joven judío. Eligieron la educación como herramienta de cambio, y educan con placer, con ganas y con creencia de que están cambiando el mundo. Y de verdad lo hacen. Intervenir en las tnuot es sacar la autonomía de los jóvenes, es sacarles el derecho de pensar por si solos. Y un aviso para los que quieren cerrar las tnuot: los movimientos juveniles fueron responsables por olas de aliot (olas inmigratorias a Israel), crearon kibutz, servieron al ejército, lucharon en contra de las dictaduras militares en Latinoamerica. Las tnuot, sin ningún apoyo, enfrentaron a Hitler y sobrevivieron. ¿Ustedes realmente creen que alguien pueda extinguirlas?


[1] Jair Bolsonaro fue el diputado federal más votado en el estado (provincia) de Rio de Janeiro, con más de 500 mil votos, y en su discurso a favor del impeachment de la expresidenta Dilma Rousseff, homenajeó al torturador de Rousseff durante la dictadura militar, el coronel Carlos Brilhante Ustra.

[2] Constantino también en otras ocasiones ha elogiado al senador estadunidense Joseph McCarthy, el creador de la doctrina “macarthista”. Vea los textos de Constantino: http://rodrigoconstantino.com/artigos/lista-completa-dos-petralhas-cumplices-dos-golpistas/ y http://rodrigoconstantino.com/artigos/macartismo-tupiniquim-que-bom-o-senador-mccarthy-estava-certo-ao-perseguir-comunas/

[3] Los miembros de la Chapa Resgate e Atitude niegan que estén en contra de las tnuot. Si bien esta puede ser una posición de algunos de sus votantes, la agrupación dice apoyar a los movimientos juveniles sionistas.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios