La larga carrera de Shaul Ladany

El 4 de septiembre de 1972 escapó por la ventana mientras una ráfaga de balas que le estaba destinada le silbaban cerca. Era la segunda vez que le esquivaba a la muerte en Alemania: con tan solo ocho años, la había conocido de cerca en el campo de concentración de Bergen Belsen.

Shaul Ladany nació en Belgrado, Yugoslavia en 1936. Con tan solo cinco años, y tras ver como los nazis bombardeaban su casa, su familia huyó a Hungría, donde se refugiaron en un convento ocultando su identidad judía. El horror les llegó en 1944: los nazis los descubrieron y los trasladaron a Bergen Belsen, donde Ladany llegó a estar dentro de una cámara de gas que no fue activada (“Dios sabrá por qué”, afirmó en alguna ocasión). Un rescate económico por parte de judíos estadounidenses le permitió a él y a su familia poder huir a Suiza del lugar en donde más de 100 mil judíos encontraron la muerte.

Terminada la guerra, la familia volvió a Belgrado. Pero unos meses después de haberse creado el Estado de Israel, en diciembre de 1948, decidieron emigrar a este nuevo país. Todo esto con tan solo 12 años.

Ya a los 18 comenzó a competir en maratones. Eran los años 50: correr era mal visto, por lo menos en Israel, un país donde solo lo hacían soldados que desobedecían órdenes. Algunos años después optaría por la marcha atlética en lugar de las maratones, y ese sería el comienzo de su laureada carrera. Cosechó 28 títulos nacionales, 5 medallas doradas en Macabeadas, rompió dos records estadounidenses, un record nacional israelí y dos records mundiales, uno de los cuales se mantiene hasta hoy en día. Compitió en los Juegos Olímpicos de México DF 1968 y en los de Munich 1972.

resize_-_munich_olympic_games_-_50_km_walk

En la marcha atlética, la pierna que se avanza tiene que estar recta, (es decir, no doblada por la rodilla) desde el momento del primer contacto con el suelo hasta que se halle en posición vertical.

Fue en estos últimos que Ladany decidió mostrarle al mundo, y sobre todo a Alemania, su orgullo judío: compitió con una Estrella de David estampada sobre sus ropas. Terminó en el puesto 19. Cuándo lo felicitaron por su excelente idioma alemán, se limitó a responder: “Lo aprendí muy bien cuando pasé un año en Bergen Belsen”. Luego retornó a la Villa Olímpica, sin sospechar que Alemania le tendría preparada otra sorpresa.

MunichIsraeliOlympicFront

Edificio del que logro huir Ladany

Ese 5 de septiembre una facción de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) ingresó a la Villa Olímpica, con la intención de tomar como rehén a la delegación israelí. Ladany escuchó los gritos que provenían del pasillo, y en el mismo momento en que los terroristas entraban a su habitación, logró saltar por la ventana mientras las balas le rozaban. Corrió y corrió hasta que pudo alertar de la situación a la policía alemana y al resto de los deportistas. Fue uno de los cinco israelíes que sobrevivieron a la masacre. Años más tarde diría: “Recuerdo cada detalle”.

400px-Flickr_-_Government_Press_Office_(GPO)_-_The_Winners_of_the_10,000_M_Walk

Ladany en el primer puesto del podio de la caminata de 10 mil metros, 8va Macabiada, 3 de agosto de 1969

Esta nueva tragedia no cortó la carrera de Ladany. Todo lo contrario: llegaría su mejor época, acumulando trofeos y medallas en diversas competencias internacionales. Pero no solo al deporte se dedicó: además de obtener una licenciatura y un magistrado en Ingeniería Mecánica, también culminó su doctorado en Administración Financiera y ejerció como profesor en diversas universidades alrededor del mundo, habiendo publicado más de 110 artículos académicos. Y por si fuera poco, es uno de los mayores coleccionistas del mundo de objetos referidos al fundador del movimiento sionista, Teodoro Herzl.

En 2006 se convirtió en la primera persona de 70 años en caminar 100 millas en menos de 24 horas. A los 75 seguía caminado 15 mil metros diarios y en cada cumpleaños camina su edad en kilómetros. Sin embargo, hay una rutina que Ladany lleva a cabo incasablemente, año tras año: el 6 de septiembre visita en un cementerio de Tel Aviv a sus compañeros de la delegación olímpica, los que no pudieron saltar de esa ventana junto a él.

Shaul-Ladany2

Shaul Ladany hoy, en su casa de Beer Sheva, exhibe algunos de los objetos de colección de Herzl

Editor de MAKEVET.

Acerca de Ale Haber

Editor de MAKEVET.
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios