Agencia JTA / El jueves pasado el mundo conoció el nombre de la primera persona ganadora del Premio Nobel de Literatura exclusivamente por su obra musical: Bob Dylan. Con solo buscarlo en Wikipedia aparece su verdadero nombre: Robert Allen Zimmerman. Y aquí viene la pregunta inevitable: ¿Zimmerman? ¿Es judío?

Bob Dylan

Claro que para responder esta pregunta, habría que definir quién es judío, pero en MAKEVET esa respuesta la tenemos bien clara. Dylan pasó durante su vida por diferentes etapas; es cierto que se crio en una comunidad judía de Minnesota y hasta asistió a algunos majanot kaitz (campamentos de verano de movimientos juveniles judíos), pero también es cierto que durante los años 70 grabó música góspel, un género con características netamente cristianas.

Es por esto, para evitar tomar una parte por el todo, que decidimos traer a mención cinco momentos judíos del Premio Nobel de Literatura 2016, Bob Dylan (o Robert Zimmerman, como ustedes prefieran):

EL BAR MITZVÁ DE SU HIJO EN EL MURO DE LOS LAMENTOS

Bob Dylan en el kotel

No demasiado tiempo después de publicar sus álbumes de góspel, Dylan asistió junto a su hijo mayor Jesse al Muro de los Lamentos para realizar su ceremonia de Bar Mitzva. Hijo de Sara, su primera esposa, Jesse se convirtió de adulto en director de videos musicales y fundó la productora audiovisual Wondros.

INTERPRETANDO EL “HAVA NAGUILÁ”

Durante los años 80, Dylan estudió con rabinos de Jabad Luvabitch. En 1989 esa organización organiza una campaña televisada para recolectar fondos, y Dylan colabora con una versión del Hava Naguila que lo incluyó luciendo incluso una kipá.

ASISTIENDO A UN SEDER CON MARLON BRANDO

Para 1975 Dylan ya había publicado algunos de sus más exitosos álbumes, como “The Times They Are A’Changin’”, “Highway 61 Revisited” o “Blood on the Tracks”. Brando ya era un actor consagrado en películas como “Nido de ratas” o “El Padrino”. Por lo que el Seder de 1975 del Templo Israel de Hollywood no pasó desapercibido. El evento contó con la participación de Brando y Dylan interpretó su himno contra la guerra “Blowin’ in the Wind”. De acuerdo con un cable de noticias de ese día, Haskell Bernat, el rabino principal de la congregación, dijo que Brando, Dylan y una tercera persona (Dennis Banks, un líder del Movimiento indio-americano “habían contribuido al sentido de la justicia y la conciencia social del pueblo estadounidense”.

EL HIMNO PRO-ISRAELI “NEIGHBORHOOD BULLY”

Justo después del Bar Mitzvá de su hijo y un año después de la Primera Guerra del Líbano, Dylan publicó la canción “Neighborhood Bully” en su álbum “Infidels” de 1983. En la que es probablemente una de las canciones de rock más pro-israelíes de la historia, Dylan describe a Israel como un “hombre exiliado” quien es etiquetado injustamente de matón por defenderse de los constantes ataques de sus vecinos.

APROPIÁNDOSE DE UN VIDEO MUSICAL DE “LIKE A ROLLING STONE” DE UN DIRECTOR ISRAELÍ

“Like a Rolling Stone”, quizás la canción más popular de Dylan, fue publicada en 1965. Casi 50 años después, en 2013, el director israelí Vania Heymann (nacido de una familia ortodoxa de Jerusalem y egresado de la Academia de Artes Betzalel) creó un video interactivo de la canción. En el video se puede ver como al ir cambiando de canales en la televisión, diferentes celebridades y personas “cantan” la canción completa. Dylan inesperadamente publicó el video en su propia página web, otorgándole gran popularidad a Heymann.

Nota de la agencia JTA adaptada para MAKEVET