Sobre MAKEVET

Makevet es un magazine de cultura judía. Nada más ni nada menos 🙂

Comenzamos en el año 2016 publicando notas acerca de temáticas judías, siempre según nuestra concepción de judaísmo.

En esta nueva versión de MAKEVET (septiembre de 2018) nuestra visión es convertirnos en referentes en judaísmo en español. Con ese objetivo, hemos construido mini sitios temáticos acerca de diferentes festividades, hojas de estudio, y tenemos en mente muchas más cosas nuevas.

Yehuda Hamakavi (יהודה המכבי) fue el líder de la revuelta nacionalista judía que derrotó a los griegos y posibilitó la última autonomía judía antes del moderno Estado de Israel, la cual duro alrededor de cien años (lo que hoy en día recordamos en la festividad de Januca). Existen dos interpretaciones acerca del origen del nombre de su nombre:

El nombre Macabi (מכבי) tiene un origen divino, ya que corresponde a las iniciales de מי כמוך באלים יהוה (“¿Quién como tú, oh Señor, entre los poderosos?”).

El nombre Makavi se escribía originalmente מקבי que deriva del términoמקבת (makevet), sobrenombre otorgado a Yehuda como demostración de su fuerza y valor.

Al elegir el nombre MAKEVET (מקבת) para el magazine, no solo hacemos mención a esa fuerza y valor demostrados durante la revuelta nacionalista judía, sino que damos prioridad a las interpretaciones racionales de las fuentes y de la vida judía por sobre las explicaciones dogmáticas y religiosas.

Ojalá algún día llegemos a eso, pero no. Por ahora, todos los que escribimos y trabajamos para MAKEVET lo hacemos de forma voluntaria, y cuando conseguimos alguna publicidad o dinero de aquí o de allí, lo invertimos siempre en el mantenimiento del proyecto.

Es protagonista y candidato al Oscar. Citando esta nota que fue publicada en MAKEVET:

“Eso es Israel para MAKEVET: la única forma posible de que la cultura judía se mantenga viva. Es cierto, durante los miles de años sin autonomía el pueblo judío creó cultura, pero esta siempre fue sectorial: las culturas orientales (mizrajíes), ashkenazíes y sefaradíes (principalmente) por separado, como si de pueblos diferentes se tratara, con sus puntos en común en elementos desarrollados en la época en que los judíos aún convivían juntos. Israel vino a poner fin a esto. Israel es el faro cultural del pueblo judío, todos los miembros del pueblo, sin importar donde vivan, ven como cierta esta legitimidad. Y así como Scholem Aleijem es cultura ashkenazí, o el ladino es el idioma sefaradí, el hebreo israelí es el idioma judío universal, Hadag Najash hace música judía y Amos Oz escribe literatura judía.

Podemos no estar de acuerdo con las políticas del gobierno de turno, podemos ser críticos de muchos aspectos de su sociedad y podemos juzgar de forma negativa sus políticas económicas, pero nunca podremos cuestionar la existencia de Israel. Esa misma existencia que provoca que todos los judíos del mundo -aun los que ni ellos, ni sus padres, ni sus abuelos hayan pisado el país antes- se sientan representados por su cultura y vean en ella el mayor símbolo de unidad de todo un pueblo.

Eso es Israel para MAKEVET.”

Si esperas encontrar esta respuesta en internet, te tenemos una mala noticia.

En MAKEVET hay personas que creen y personas que no. Entre los lectores hay personas que creen y personas que no. No queremos meternos en la fe individual de cada persona. Pero para MAKEVET, Dios es un aspecto personal. Lo podemos analizar como fenómeno sociológico dentro de la cultura judía, pero en el contenido que producimos Dios nunca será la excusa ni la principal explicación para los fenómenos y discusiones que intentamos visibilizar.

MAKEVET

MAKEVET es un proyecto independiente, auspiciado por el movimiento juvenil sionista Hejalutz Lamerjav y por el World Confederation of United Zionists. Las opiniones vertidas en las notas son de exclusiva responsabilidad de sus autores.